domingo, 22 de mayo de 2011

Gracias Jesus por darnos Tu Misericordia, te alabamos por dejarnos en Santa Faustina un ejemplo de vida...



Oh Jesus mio, mi única misericordia, déjame ver en Tu Rostro la alegria como señal de reconciliacion conmigo, porque mi corazon no alcanzará a soportar Tu seriedad; si la prolongas todavía un momento, se me partirá de dolor...

Jesús escondeme, como Tú Te has ocultado bajo la especie de una Hostia Blanca, asi escondeme a los ojos de los hombres y esconde especialmente Tus dones que me concedes con generosidad para que por fuera no se delate lo que Tu obras en mi alma. Delante de Ti soy una hostia blanca, oh Divino Sacerdote, conságrame Tu Mismo y que mi transformacion sea conocida solo de Ti. Diario 1564

Tú Eres el Señor de los Señores, pero te complaces en los corazones pequeñitos y humildes...


Cuando entré por un momento en la Capilla, el Señor me dijo: Hija mia, ayúdame a salvar a un pecador agonizante; reza por él esta Coronilla que te he enseñado.
Al empezar esta coronilla, vi a aquel moribundo entre tormentos y luchas. El Ángel Custodio lo defendía, pero era como impotente ante la gran miseria de aquella alma; una multitud de demonios estaba esperando a aquella alma. Mientras rezaba la coronilla, vi a Jesus tal y como estaba pintado en la Imagen. Los Rayos que salieron del Corazon de Jesus envolvieron al enfermo y las fuerzas de las tinieblas huyeron en pánico. El enfermo expiró sereno. Cuando volví en mi comprendí la importancia que tiene esta coronilla rezada junto a los agonizantes, ella aplaca la ira de Dios. Diario 1565

Santa Faustina a traves de sus escritos nos ayuda a comprender la Voluntad de Dios.
Cuando sientas que las fuerzas te fallan medita esto lee el Diario y reza la coronilla cuantas veces lo necesites, se dócil a las inspiraciones del Espiritu Santo:"Cuando en su Iglesia Jesucristo llama a los hombres o a las mujeres a seguirlo, hace escuchar su voz y sentir su atracción por medio de la acción interior del Espíritu Santo, al que confía la misión de hacer entender la llamada y suscitar el deseo de responder a ella con una vida dedicada completamente a Cristo y a su reino. Es él quien desarrolla, en el secreto del alma, la gracia de la vocación, abriendo el camino necesario para que esa gracia logre su objetivo. Es él el principal educador de las vocaciones. Es él quien guía a las almas consagradas por la senda de la perfección. Es él el autor de la magnanimidad, de la paciencia y de la fidelidad de cada uno y de todos."
El Espiritu Santo en la vida

Oración al Espíritu Santo

Sopla sobre mí, Espíritu Santo,
para que todos mis pensamientos sean santos.
Actúa en mi, Espíritu Santo,

para que también mi trabajo sea santo.
Induce mi corazón, Espíritu Santo,

para que ame solamente a aquello que es santo.
Fortaléceme, Espíritu Santo,

para defender todo lo que es santo.
Guárdame, Espíritu Santo,

para que yo siempre sea santo.

El Espiritu Santo EWTN

Oh Sangre y Agua que brotaron del Corazon de Jesús, como Manantial de Misericordia para las almas... en Ti Confío


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada